MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Blog  / Hechos que refrenden las palabras

Hechos que refrenden las palabras

Otro año más, desde HOGAR SÍ lamentamos que el proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno no contemple partidas presupuestarias específicas para acabar con el sinhogarismo, un problema que afecta a más de 33.000 personas en España.

Tal y como señalaba el Instituto para la Evaluación de Políticas Públicas en su evaluación de la Estrategia Nacional Integral para personas sin hogar 2015 -2020 (ENIPSH), la falta de financiación específica asociada a ésta impidió su despliegue e implementación, convirtiéndola en una herramienta poco eficiente para erradicar el sinhogarismo. Esta ausencia de recursos se repite en los presupuestos para el año 2022, que no incluyen fondos destinados al desarrollo y ejecución de la nueva ENIPSH 2022-2025.

Sin embargo, todavía hay ocasión de cambiar esto. Desde HOGAR SÍ hemos hecho llegar a todos los grupos parlamentarios nuestras propuestas de enmienda al proyecto de presupuestos generales del Estado para el año 2022, cuya introducción creemos esencial para poner fin al sinhogarismo.

Entre las medidas que hemos propuesto, destacan partidas específicas destinadas al desarrollo y despliegue de la nueva Estrategia de sinhogarismo 2022-2025 que el Gobierno está en proceso de elaborar, así como la introducción de la lucha contra la aporofobia en las políticas de igualdad.

En HOGAR SÍ creemos firmemente que los PGE para 2022 representan una oportunidad perfecta para financiar el fin del sinhogarismo a través de la nueva Estrategia de sinhogarismo, que ha de ser un instrumento clave para pasar de la gestión del problema a su solución definitiva.

Durante el último año, el Congreso ha aprobado tres Proposiciones no de Ley destinadas a la erradicación del fenómeno. Aunque celebramos esta declaración de intenciones, insistimos en que es el momento de transformar los buenos propósitos en compromisos financieros concretos para acabar con este problema. De lo contrario, la nueva estrategia volverá a ser un catálogo de recomendaciones que no será útil ni estratégico para solucionar el problema.

Confiamos en que los grupos parlamentarios apuesten por el derecho de todas las personas a tener un hogar y registren nuestras enmiendas en el Congreso. De no lograrlo, seguiremos trabajando con los grupos del Senado para introducir el sinhogarismo en los presupuestos. Sólo así conseguiremos pasar de la gestión del problema a su solución definitiva, tal como nos exige la Agenda 2030 y los instrumentos de Derechos Humanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies