MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Blog  / Sinhogarismo femenino: con vivienda y sin violencias

Sinhogarismo femenino: con vivienda y sin violencias

Si para el sinhogarismo en general tenemos pocos datos, para el sinhogarismo femenino son casi inexistentes. Se estima que el 20% (INE, 2012) de las personas en situación de sinhogarismo son mujeres, sin embargo, también se cree que detrás de este 20% se esconde la mirada androcéntrica y la invisibilización de las mujeres que sufren este fenómeno.  

Os contamos algunas claves para entender el sinhogarismo femenino:  

Las mujeres tienen otras estrategias diferentes que los hombres antes de dormir en la calle: emparejarse para no estar en calle, esconderse, ocupar garajes o viviendas abandonadas, etc. Además, hay algunos empleos, como el trabajo de internas en los hogares, que dejan a las mujeres expuestas a mayor vulnerabilidad de sufrir sinhogarismo en el caso de despido laboral, ya que no cuentan con un hogar propio y en muchas ocasiones son mujeres migrantes que no han estado el tiempo suficiente para desarrollar redes sociales que las sostengan.  

La violencia de género y el sinhogarismo femenino están íntimamente vinculados. Los pocos estudios realizados coinciden en que la violencia de género está íntimamente relacionada con el sinhogarismo femenino, bien porque es la causa principal por la que una mujer se ve en esta situación, bien porque los dispositivos del sistema de atención a víctimas de violencia de género fallan en cuanto a sus objetivos de protección y acompañamiento en reestablecer un proyecto de vida autónomo a estas mujeres. Según los datos de la última encuesta a personas sin hogar del INE (2012), el 26% de las mujeres abandonaban su hogar por recibir violencia ellas o sus hijos e hijas (frente a un 4% de los hombres que alegaban esta razón). Sin embargo, de un estudio presentado por la Asociación Aires (2019) se extrae que el 60% de las mujeres que participaron apuntan la violencia por parte de su pareja o expareja como la razón principal por la que llegaron a la situación de sinhogarismo.  

Las mujeres en situación de sinhogarismo se ven más expuestas a violencias machistas y a agresiones sexuales. Las violencias machistas además aumentan cuando las mujeres viven en situación de sinhogarismo. Según un estudio de la Universidad de Barcelona (2019) el 70% de las mujeres en situación de sinhogarismo ha sufrido violencia de género por parte de su pareja o expareja. Además, según el INE (2012) el 24.2% de ellas se ha visto expuesta a agresiones sexuales.  

El 60% de las mujeres en situación de sinhogarismo afirma haber sufrido algún delito o incidente de odio por aporofobia (44% en el caso de los hombres). Además de las violencias específicas que sufren por ser mujeres también están mucho más expuestas a incidentes o delitos de odio que incluyen intimidación, acoso, insultos o agresiones sexuales.  

Comenzábamos diciendo que las formas de mirar el sinhogarismo y las soluciones tradiciones, no basadas en la autonomía, son androcéntricas y ayudan a invisibilizar a las mujeres en esta situación. En HOGAR SÍ, queremos visibilizar estas realidades, porque queremos acabar con ellas. Por eso apostamos por soluciones para el sinhogarismo que aporten a las mujeres un acompañamiento a la altura de las circunstancias, que asegure un proyecto de vida presente y futuro basado en la autonomía y en su propia decisión.  

Porque como Elena, creemos en el acceso a una vivienda, a una vivienda segura para todas las mujeres. 

Únete a HOGAR SÍ y ayúdanos a que más mujeres como Elena puedan tener un hogar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies