MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Blog  / Los ODS y las soluciones al sinhogarismo

Los ODS y las soluciones al sinhogarismo

La vulneración de derechos que supone el sinhogarismo y su carácter multidimensional hacen que la consecución de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible esté profundamente ligada con la solución al sinhogarismo. Los ODS indican el camino a seguir para solucionar este fenómeno y conseguir que, en 2030, nadie viva en la calle.

La Agenda 2030 tiene un enfoque integral, porque los derechos humanos son interdependientes e indivisibles, porque la vulneración del derecho a la vivienda afecta el disfrute de una amplia gama de otros derechos humanos, como el derecho a la salud, al empleo, a la igualdad de trato, a la seguridad. Los determinantes sociales de la salud, según la OMS son las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluidas las políticas públicas relacionadas con el sistema de salud y la protección social, entre otras.

Las soluciones que HOGAR SÍ desarrolla contribuyen a garantizar los derechos de las personas en situación de sinhogarismo.  Por eso también parten de un enfoque integral, que no sólo pasa por facilitar apoyos personalizados y flexibles, basados en la elección del cliente, sino que además establecen mecanismos específicos que permitan derribar las barreras estructurales, que limitan el acceso a los derechos.

Hay determinados Objetivos de Desarrollo Sostenible que tienen una mayor conexión con la causa del sinhogarismo. El ODS 11, el ODS 3 y el ODS 8 y nuestras soluciones tienen una clara vinculación.

El ODS 11 y las soluciones de vivienda

El ODS 11 pretende lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles. Esto implica que de aquí a 2030 debemos asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles. Ofrecer una vivienda adecuada a las personas sin hogar nos llevará a alcanzar este objetivo y sus metas.

En HOGAR SÍ entendemos que la vivienda es un derecho fundamental y un requisito para el pleno desarrollo de los proyectos vitales de las personas y condición necesaria para acceder a derechos básicos. Por eso, en HOGAR SÍ apostamos por las soluciones al sinhogarismo basadas en vivienda. Soluciones que aportan elementos fundamentales para luchar contra el sinhogarismo, la desinstitucionalización, la normalización y la individualización de los apoyos.

A través de nuestras soluciones de vivienda Housing First, proporcionamos una vivienda individual, directamente y de modo incondicional, a personas con larga trayectoria de sinhogarismo y con altas necesidades de apoyo. Una vez en ella, un equipo profesional proporciona el apoyo adaptable y flexible que demanden, durante el tiempo que sea necesario. Desde un enfoque de derechos, con esta solución facilitamos el acceso inmediato a una vivienda, sin que la persona se someta de forma obligatoria a ningún tipo de tratamiento o proceso de cambio, más allá de los que ella misma decida. Partiendo de la idea de que la elección de las personas debe ser la guía del proceso y, basándonos en un enfoque centrado en la persona y sus fortalezas.

A través de nuestra solución de viviendas para la autonomía ofrecemos una vivienda compartida y apoyos a personas en riesgo o exclusión socio residencial.  Personas que precisan apoyos basados en la vivienda, acompañamiento social para lograr su autonomía a medio plazo y deseen y dispongan de habilidades para la convivencia.

Esta solución tiene un carácter preventivo ya que está orientada a ofrecer soluciones sostenibles a personas que se encuentran en una situación vulnerable o de riesgo para que no lleguen a una situación de sinhogarismo y desisnstitucionalizador para que no se cronifique dicha situación. La vivienda es temporal, aunque no se fijan tiempos de estancia, adaptándose a la situación que cada persona necesita para, con apoyo profesional, recuperar su autonomía.

Una de las mas de 400 personas que están en nuestras soluciones de vivienda es Marta que, después de 16 años sobreviviendo en la calle, no podía creer que la casa en la que vivía junto a su perro era su casa. No recordaba lo que era dormir tranquila y profundamente, la sensación de seguridad. Poco a poco fue recuperando dos aficiones: la cocina y la pintura. Comenzó a acudir al médico de cabecera para controlar su diabetes y aunque la dieta no la cumple estrictamente, ya no tiene que acudir recurrentemente a urgencias. Sigue bebiendo. Ha gestionado su documentación y pudo votar. Lo que más feliz le hace es haber recuperado la relación con su hija. 

El ODS 3 y las soluciones de salud

El ODS 3 busca garantizar una vida sana y promover el bienestar de las personas. El sinhogarismo es un condicionante del estado de salud de las personas. Las tres dimensiones del bienestar (física, mental y social), se ven comprometidas por la experiencia de sinhogarismo. Al menos cada seis días muere una persona en la calle en nuestro país, muchas veces por enfermedades prevenibles y tratables. Distintos estudios indican que su esperanza de vida es entre 20 y 30 años menor.

Nuestra solución de salud surge desde la evidencia científica del efecto que el sinhogarismo tiene sobre la salud de las personas, de las necesidades de apoyo (personales, materiales y de infraestructura) no cubiertas para afrontar un proceso de enfermedad y de la dificultad de acceso al sistema sanitario de las personas afectadas por sinhogarismo.

En ella atendemos a personas sin hogar en períodos de convalecencia, con enfermedades crónicas o con necesidad de cuidados paliativos. Buscamos garantizar el derecho a los tratamientos y cuidados sanitarios de las personas sin hogar mediante el acceso a los servicios públicos y las redes normalizadas de atención.

Esta solución entiende la vivienda como infraestructura de salud, por lo que ofrece un hogar temporal, como base segura, y los servicios de un equipo multidisciplinar de profesionales que acompañan a las personas para que inicien y/o consoliden procesos de recuperación e integración social.  En el caso de las personas crónicas o convalecientes se orienta especialmente hacia la mejora de su situación residencial una vez termina su estancia en el programa.

En esta solución conocimos a Juan, un hombre de 45 años que no podía entrar en la lista de espera para recibir un trasplante de pulmón al no tener un lugar donde recuperarse, ni personas que le asistieran después de su operación. Tampoco lograba disminuir sus síntomas, porque no tenía donde enchufar la máquina de oxigenoterapia que necesitaba. Durante su estancia en el programa, además de acceder a estos tratamientos también consiguió un trabajo tranquilo y autonomía. Sigue a la espera de la operación, momento en el que volveremos a acogerle, si no cuenta en ese momento con apoyos.

El ODS 8 y las soluciones de empleo

El ODS 8, busca promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todas las personas. El empleo es un derecho que además de ser un factor de inclusión posibilita el camino para poder disfrutar de otros derechos. Acabar con el sinhogarismo y garantizar el derecho al empleo de las personas afectadas por el sinhogarismo nos permitirá alcanzar este ODS.

En HOGAR SÍ entendemos el empleo como motor de cambio para facilitar la reconstrucción del proyecto vital y ayudar a salir de la situación de exclusión social que sufren nuestros clientes. En el programa de empleo buscamos hacer efectivo el derecho al empleo de las personas afectadas por sinhogarismo y procurar los apoyos que les permitan mantenerlo y mejorarlo.

Trabajamos en alianza con empresas para crear puestos de trabajo adaptados a los procesos de cada persona. A través de formaciones profesionales y asesoramientos personalizado capacitamos a las personas en su búsqueda de empleo y acceso al mercado laboral. El apoyo en el puesto de trabajo se plantea como un acompañamiento a la carta, de acuerdo con la necesidad de cada persona y cada empresa, para garantizar el mantenimiento del empleo y la mejora del mismo.

Ramón llevaba seis años sin trabajar y tres años sobreviviendo en la calle. Cuando accedió al programa de empleo estaba durmiendo en un albergue. Aunque no contaba con experiencia previa, la formación y la práctica en la empresa le permitió adquirirla y tras ello, lograr un empleo de operario de almacén, relacionado con su objetivo profesional. Esto le permite alquilar una habitación en un piso compartido y ampliar su red de apoyo. Actualmente mantiene el empleo y lleva ocho meses viviendo de forma autónoma.

Lograr el cumplimiento de la Agenda 2030 y de los ODS es un compromiso de los estados, pero es responsabilidad de toda la sociedad, también de las empresas y entidades sociales. Por eso, en HOGAR SÍ trabajamos cada día con nuestras soluciones para alcanzar su cumplimiento y conseguir que nadie viva en la calle. #En2030HogarSí

Roxana Bettoni, directora de la Unidad de Soluciones de HOGAR SÍ 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies