MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Noticias  / El youtuber que humilló a una persona sin hogar en Barcelona es condenado por un delito contra la integridad moral

El youtuber que humilló a una persona sin hogar en Barcelona es condenado por un delito contra la integridad moral

  • ‘ReSet’ publicó en enero de 2017 una grabación en su canal de YouTube donde daba galletas rellenas de dentífrico a una persona que vivía en la calle
  • RAIS, como líder del Observatorio de delitos de odio contra personas sin hogar HATEnto, puso el vídeo en conocimiento de la fiscalía especializada en discriminación y delitos de odio
  • La sentencia, conocida hoy, ha condenado a este youtuber por un delito contra la integridad moral

Gheorghe L., una persona sin hogar de 52 años, fue el protagonista involuntario de una humillación y víctima de uno de los “retos” que realizaba periódicamente ReSet, alías de Kanghua Ren, un youtuber de 21 años con más de un millón de seguidores.

Estos hechos fueron denunciados por la fiscalía especializada y hoy se ha conocido la sentencia que condena a este youtuber por un delito contra la integridad moral. La titular del juzgado de lo penal número 9 de Barcelona ha impuesto una pena de 15 meses de cárcel, que no se hará efectiva porque el condenado no cuenta con antecedentes penales. Sin embargo, sí tendrá que pagar 20.000 euros en concepto de indemnización económica a la víctima y cerrar su canal de vídeos en YouTube durante cinco años.

RAIS declaró como testigo en el juicio por ser un caso que supone una vulneración flagrante de los derechos humanos y un atentado contra la dignidad y hoy ha celebrado el “valor pedagógico” de una sentencia que, según su director José Manuel Caballol, “envía un mensaje inequívoco a la sociedad: la situación de especial vulnerabilidad de las personas sin hogar no puede ser aprovechada para vulnerar sus derechos de ciudadanía”.

RAIS ha querido felicitar el trabajo y el compromiso de jueces, fiscales y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la lucha contra los delitos de odio por aporofobia y llamar la atención sobre el problema del sinhogarismo. Según Caballol, “la carencia de un hogar representa también la ausencia de un espacio de protección y seguridad, lo que conlleva una mayor exposición a la discriminación y la violencia basadas en el odio y los prejuicios”.

Desde la entidad consideran urgente e imprescindible que la normativa legal reconozca la especial vulnerabilidad de personas sin hogar frente a delitos de odio, incluyendo la aporofobia como un agravante de la responsabilidad penal en el artículo 22.4 del Código Penal. En la pasada legislatura, el pleno del Senado ya aprobó por unanimidad una proposición de ley en este sentido.

Hay que recordar que, según una investigación realizada por el Observatorio Hatento (2015), se estima que un 47% de las personas sin hogar en España han sido víctimas de, al menos, un incidente o delito de odio por aporofobia. De estas personas que han sufrido delitos de odio, en un 81% de los casos habrían sido víctimas de este tipo de delitos en más de una ocasión. Además, estos hechos son denunciados solamente en un 13% de los casos.

Si tú también quieres unirte al llamamiento para que ninguna persona viva en la calle. Firma ahora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies