MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Blog  / Actores y actrices se unen a HOGAR SÍ para visibilizar la aporofobia que sufren las personas en situación de sinhogarismo

Actores y actrices se unen a HOGAR SÍ para visibilizar la aporofobia que sufren las personas en situación de sinhogarismo

  • José Manuel Seda, Lucas Nabor, Bernabé Fernández, Irene Arcos, Enric Auquer, Eva Llorach, Ana Gracia, Eduardo Velasco, Raquel Pérez, Alex O’Dogherty, Beatriz Rico e Ignacio Mateos, se han sumado a la campaña #SinAporofobia de la fundación HOGAR SÍ
  • HOGAR SÍ alerta sobre la continua sucesión de casos e incidentes aporofóbico en el primer trimestre de 2022 en ciudades como Barcelona, Cádiz, Murcia y Málaga.
  • La ONG ha recogido más de 80.000 firmas para pedir que en la Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, que se está debatiendo actualmente en el Congreso de los Diputados, se especifique la prohibición de normativas que promuevan la discriminación en el uso de los espacios o las vías públicas como la aprobada recientemente por el Ayuntamiento de Alicante y anteriormente en otros municipios.

 

José Manuel Seda, Lucas Nabor, Bernabé Fernández, Irene Arcos, Enric Auquer, Eva Llorach, Ana Gracia, Eduardo Velasco, Raquel Pérez, Alex O’Dogherty, Beatriz Rico, Ignacio Mateos y Fernando Vaquero, son los doce actores y actrices que se han sumado a la campaña #SinAporofobia que ha puesto en marcha la fundación HOGAR SÍ para alertar acerca de los delitos de odio y concienciar acerca de la aporofobia que sufren a diario las personas sin hogar.

En los vídeos que ha compartido la fundación en sus redes sociales, los actores y actrices interpretan testimonios reales de personas en situación de sinhogarismo, “qué asco me das, me dijo una señora mientras recogía mis cosas. Había dormido en un cajero esa noche. Esas palabras me hicieron mucho daño. No me consideraba una persona igual a ella. Bastante vergüenza me da ya estar en esta situación.”, interpreta José Manuel Seda.

“Vamos a por esta que no la van a echar de menos. Es lo que dijeron mientras me desnudaba. Cuando me estaban quitando el pantalón intervino una persona que pasaba y evitó que aquello fuera a más”, relata Irene Arcos, la historia de Carmen, una mujer que vive en la calle.

“Lamentablemente esto no es el texto de un guion, es la historia real de una persona en situación de sinhogarismo, únete a HOGAR SÍ, juntos podemos acabar con la aporofobia”, cuentan los actores y actrices al cierre de los vídeos.

La aporofobia incluye la invisibilización, la discriminación, los insultos o las vejaciones, y en los casos más extremos, la violencia física, las agresiones sexuales u homicidios.

Durante el primer trimestre de 2022, HOGAR SÍ alerta de varias noticias de robos con violencia a personas en situación de sinhogarismo en ciudades como Barcelona, Cádiz y Murcia y el asesinato de dos personas que vivían en la calle en Málaga en cuestión de tres meses y medio.

“La aporofobia no es un caso aislado, continuamente encontramos actos que muestran la poca sensibilidad hacia las personas en situación de sinhogarismo, como el desalojo de una persona en silla de ruedas que dormía en un portal en Zamora, o el sonado fallecimiento del fotógrafo francés René Robert en las calles de París, porque nadie hizo nada por auxiliarle pensando que era una persona en situación de sinhogarismo”, explica Gema Castilla, directora de Causa de HOGAR SÍ.

Según datos del Observatorio de delitos de odio contra personas en situación de sinhogarismo, HATEnto, impulsado y liderado por HOGAR SÍ, el 47% de las personas en situación de sinhogarismo afirman haber sufrido, al menos, un incidente o delito de odio.

Asimismo, alrededor del 21% ha sufrido robos de sus pertenencias y un 23% habría sufrido agresiones de carácter físico. En el caso de las mujeres, además, más de un 24% denuncia haber sufrido agresiones sexuales. “Estos datos tienen rostro y los vemos reflejados en actos deleznables como el que denunciábamos a principios de marzo, cuando un hombre joven insultó y agredió físicamente a una pareja, abusando sexualmente de la mujer y grabándolo con el móvil”, afirma Gema Castilla.

En paralelo la fundación HOGAR SÍ ha lanzado una recogida de firmas para pedir que en la Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación que se está debatiendo actualmente en el Congreso de los Diputados se especifique la prohibición de normativas que promuevan la discriminación en el uso de los espacios o las vías públicas como la aprobada recientemente por el Ayuntamiento de Alicante y anteriormente en otros municipios.

En este sentido, HOGAR SÍ ha escrito una carta a la  Comisión de Seguridad, Protección Civil y Convivencia Ciudadana de la Federación Española de Municipios y Provincias, en la que instan a la comisión a revisar el modelo de ordenanza de “convivencia” / seguridad ciudadana de la FEMP y a eliminar todos aquellos apartados aporofóbicos, como “dormir de día o de noche en espacios públicos”, “lavarse o bañarse en fuentes, estanques o similares” u “ocupar el espacio público con conductas que adoptan formas de mendicidad”.

Recientes investigaciones sugieren que la aprobación de este tipo de normativas legitima la violencia contra las personas en situación de sinhogarismo por parte de la ciudadanía. “El tratamiento deshumanizante y culpabilizador hacia las personas en situación de sinhogarismo no sólo no ayudan a acabar con el problema, sino que criminalizan a estas personas y alimentan los prejuicios en los que se basan los incidentes y delitos de odio”, concluye Gema Castilla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies