COMBATE EL ODIO,
ACABA CON LA APOROFOBIA

#SinAporofobia

TÚ PUEDES COMBATIR LA APOROFOBIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CONTRA EL RECHAZO HACIA LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE POBREZA

El término aporofobia fue acuñado por Adela Cortina e incluye desde la invisibilización, los insultos o las vejaciones hasta la violencia física, agresiones sexuales u homicidios.

Los delitos de odio suponen una grave vulneración de los derechos humanos. Consisten en una infracción penal en la que el agresor expresa odio o discriminación hacia un colectivo que se identifica con características comunes como el origen nacional o étnico, el lenguaje, el color, el sexo, o la orientación sexual.

Play this video

47

El 47% de las personas sin hogar ha sufrido incidente o delito de odio

Group18-35

La mayoría de las agresiones son realizadas por hombres jóvenes de 18 a 35 años en contexto de ocio nocturno

10,7

El 10,7% de las mujeres en situación de sinhogarismo ha sido víctima de agresiones sexuales

13

Solo el 13% de las víctimas de un delito de odio en situación de sinhogarismo denuncia

81

Más del 81% lo ha sufrido en más de una ocasión

68

El 68% de los testigos de delitos de odio no actuaron

ALFOMBRA ROJA CONTRA EL ODIO

 

Actores y actrices interpretan testimonios de personas que viven en la calle, pero no son el texto de un guion, son casos reales.

Son las historias de Miguel, Floris, Carmen o Fredy, personas en situación de sinhogarismo que viven expuestas a todo tipo de violencia, discriminación, insultos y vejaciones.

Gracias a José Manuel Seda, Lucas Nabor, Bernabé Fernández, Irene Arcos, Enric Auquer, Eva Llorach, Ana Gracia, Eduardo Velasco, Raquel Pérez, Alex O’Dogherty, Beatriz Rico, Ignacio Mateos, Fernando Vaquero, Almagro San Miguel, Mikel Bustamante, Abel Álvarez, Ana Wagener, Jon Rod, Lala Rod, Jesús Olmedo, Cristóbal Suárez, María Fernández Ache, Daniel Rimón, Carlos Librado ‘Nene’, Juan Caballero, Alicia Fernández, Iria Parada, Fernando Ramallo, Carmen Orellana, Lola Buzón, Sebastián Blanco, Paula Iwasaki, Sergio Pazos, Antonio Gil e Isak Ferriz.

SINHOGARISMO FEMENINO

Las escasas cifras disponibles afirman que el 60% de las mujeres señalan los episodios de violencia como la causa directa de su situación de sinhogarismo (Asociación Aires, 2019). Esto quiere decir que muchas mujeres llegan a la situación de sinhogarismo por capítulos continuados de violencia sufrida en el contexto familiar o de pareja por el hecho de ser mujer. Pero también nos habla de un sistema de protección que, lejos de reparar el daño, las deja en una situación aún más vulnerable.

Una vez llegadas a esa situación, lo que se encuentran no es mucho más esperanzador. Según el Observatorio HATEnto, el 60% de las mujeres sin hogar entrevistadas ha sufrido incidentes o delitos de odio por aporofobia (el 19% son agresiones sexuales). La última Macroencuesta de violencia contra la mujer de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de género (2019) señala que el 13.7% de las mujeres han sufrido algún tipo de agresión sexual en sus vidas. Es decir, mirando estas cifras, podemos afirmar que la situación de sinhogarismo aumenta la posibilidad de sufrir algún tipo de violencia sexual, alargando el historial de violencias que vienen sufriendo estas mujeres.

Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video

OCIO NOCTURNO

Según el observatorio HATEnto, la mayoría de las agresiones son realizadas por hombres jóvenes de 18 a 35 años en contexto de ocio nocturno.

Estos entornos, que deberían ser de diversión y disfrute, se convierten muchas veces en escenarios de violencia y discriminación, afectando profundamente a quienes son víctimas de estas agresiones. Es fundamental concienciar sobre esta problemática y trabajar en la prevención para garantizar la seguridad y el bienestar de todas las personas.

COMUNIDAD

Las personas que viven en la calle se enfrentan a la estigmatización, aislamiento, invisibilización o discriminación por parte de la sociedad, lo que agrava aún más su situación. La comunidad es una pieza fundamental para superar el sinhogarismo. Cuando una persona deja de ver a un colectivo, se libera de sus prejuicios y entra en contacto con una persona que no tiene hogar y la actitud cambia por completo. De hecho, el mecanismo del odio es el contrario: no entras en contacto con ninguna persona, sino que la incluyes en un grupo lejano, de diferentes, apartado de tu realidad y del que no te sientes responsable. Es el paso previo, el que allana el camino para el odio y la agresión.

Según datos del observatorio HATEnto, el 68% de los testigos de estos delitos un delito de odio no actuaron. Esto destaca la importancia de la solidaridad y la intervención activa de la comunidad en la protección de los derechos y la seguridad de todas las personas. Se necesita más formación y especialización para dar una respuesta adaptada a las necesidades del denunciante. Además, la educación es esencial, hay que hablar de estas cosas en los colegios e institutos y también hay que sensibilizar al resto de la población.

Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video

CRIMINALIZACIÓN DE LA POBREZA

Según el observatorio HATEnto, casi la mitad de las personas en situación de sinhogarismo ha sufrido incidente o delito de odio. Estas personas, ya en una situación de vulnerabilidad por no tener un hogar, se enfrentan además la criminalización de la pobreza y la hostilidad hacia las personas que lo sufren, lo que agrava aún más su situación.

Alarmantemente, solo el 13% de las víctimas denuncia. Las razones son múltiples: desconocimiento de los propios derechos, desconfianza en las instituciones y equipos profesionales, falta de testigos o vergüenza por reconocer que han sido víctimas de una agresión. También ocurre que, si se encuentran en situación irregular, les da miedo acudir a una comisaría y que puedan recibir una orden de expulsión.

ESTO NO ES EL TEXTO DE UN GUION, ES LA REALIDAD QUE SUFREN 37.000 PERSONAS EN SITUACIÓN DE SINHOGARISMO

Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video
Play this video

Quique Peinado ha entrevistado a José, y nos cuentan lo duro que es vivir en la calle y cómo las personas en situación de sinhogarismo sufren continuamente aporofobia

Play this video

No hay mayor protección que asegurar el derecho a un hogar.

La aporofobia es un agravante en el Código Penal

¿Qué puedo hacer para luchar contra la aporofobia?

Denuncia delitos de odio en Hatento

TÚ ERES
PARTE DE
LA SOLUCIÓN

Puedes contribuir a resolver un problema social tan grave como el sinhogarismo. Con tu ayuda podemos conseguir que ninguna persona viva en la calle y que tengan acceso a una vivienda

DONA AHORA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies