MENÚ

Blog

HOGAR SÍ / Blog  / Dos legislaturas para acabar con el sinhogarismo

Dos legislaturas para acabar con el sinhogarismo

Existen pocas problemáticas sociales que puedan solucionarse en el marco de actuación temporal de un gobierno. El sinhogarismo es una de ellas. Este fenómeno que actualmente condena a vivir en la calle al menos a 31.000 personas en España podría reducirse significativamente en una legislatura y erradicarse definitivamente en dos mediante un liderazgo decidido y las políticas públicas adecuadas.

Tradicionalmente el sinhogarismo se ha concebido como un problema individual de las personas que lo sufren. La dinámica de actuación ante este fenómeno ha consistido en ofrecer, a través de una red más o menos extendida de alojamientos colectivos temporales (albergues), la cobertura de las necesidades urgentes e inmediatas de las personas sin hogar y la posibilidad con más o menos apoyo de que las personas inicien un proceso individual de cambio. Es preciso cambiar el enfoque. El sinhogarismo es un problema estructural cuyo elemento fundamental es la dificultad de acceso a la vivienda y cuya solución pasa necesariamente por trascender de los alojamientos colectivos y centrarse en metodologías que proponen, como primer paso, el acceso a viviendas normalizadas en la comunidad y se centran en el desarrollo de la plena autonomía de las personas como las basadas en los enfoques Housing Led y la metodología Housing First. Para conseguirlo el sinhogarismo necesita ser incorporado como una cuestión específica en la legislación y políticas púbicas sobre vivienda.

Para hacer posible esta trasformación precisamos de liderazgo. Es imprescindible establecer una hoja de ruta que tenga como objetivo la erradicación del sinhogarismo y que sea capaz de coordinar los esfuerzos a todos los niveles competenciales, en todos los territorios. Es el gobierno de España desde sus competencias de coordinación de políticas quien debe ejercer ese liderazgo. La solución al singhogarismo se encuentra también en aprovechar y compartir los recursos y aprendizajes que se están generando internacionalmente en las últimas décadas. Un primer paso sería incorporar a España en los movimientos europeos de erradicación del sinhogarismo y conseguir sinergias con otros estados que ya están liderando procesos de este estilo, así como conseguir que la Comisión Europea incorpore el Sinhogarismo en la agenda social y en los objetivos de los Fondos estructurales.

Nuestras propuestas se establecen en el corto y el medio plazo y pasan por la incorporación del compromiso, en los planes del próximo gobierno, de erradicar el sinhogarismo en dos legislaturas.

En el corto plazo, planteamos la incorporación en los Presupuestos Generales del Estado de las partidas necesarias para financiar las medidas de un plan específico de sinhogarismo en el Plan Estatal de Vivienda.  Asimismo, es preciso destinar presupuesto para escalar la metodología Housing First mediante la inclusión en los PGE de una partida para la puesta en marcha, de un modo coordinado, de proyectos basados en esta metodología en las distintas Comunidades Autónomas.  Dedicar fondos a realizar un estudio estatal bajo una misma metodología que nos permitiera compilar y comparar los datos existentes y conocer el alcance del sinhogarismo en España sería otra medida prioritaria.

En el medio plazo, proponemos la creación de una estructura estatal que lidere la transformación de la atención al sinhogarismo y la coordinación de todos los agentes públicos implicados para impulsar políticas que garanticen el acceso a la vivienda como primer paso para la erradicación del sinhogarismo. Esta estructura, debería ser capaz a su vez de liderar, en el ámbito del cumplimiento del objetivo 11 de los ODS, la creación de una alianza con otros sectores sociales y, especialmente con el sector privado. Esta Alianza puede proporcionar recursos, especialmente viviendas, financiación y conseguir el necesario apoyo social y ciudadano para impulsar la causa y conseguir el fin del sinhogarsimo.

En RAIS, estamos convencidos de que el sinhogarismo es un fenómeno que se puede erradicar en 8 años. Precisamos de una trasformación en el modelo de atención para el que es necesario un liderazgo estatal que coordine los esfuerzos de todas las administraciones y nos ayude a conseguir el apoyo de todas las formaciones políticas, los movimientos sociales, las empresas y la ciudadanía para que se comprometan con este objetivo. Porque nadie debería vivir en la calle, porque la calle mata, porque es posible acabar con el sinhogarismo. Hogar, Sí.

José Manuel Caballol, director general de RAIS.

Si tú también crees que #ElSinhogarismoNoEsNormal, firma ahora para que nadie viva en la calle.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies